lunes, abril 03, 2017

La Venezuelización del Ecuador en manos del Correismo

Hasta que al fin sucedió. Temíamos tanto que llegara el 2 de abril, y enfrentar una realidad temible: vamos en camino lento e inoxerable a la Venezuela chavista.

He odiado siempre la comparación, he refrenado mi lengua y mis dedos para evitar expresarme en este sentido. Pero ahora... simplemente es inevitable.

Amigos: esto ha sido un proceso lento e implacable. Empezó con la violación flagrante de la democracia al disolver el Congreso Nacional, hecho que hace 10 años denunciamos en este humilde blog. No era bueno, no era deseable, no era conveniente.

Los vientos de muerte partidocrática auguraban el advenimiento del partido unico, el que concentrara todos los poderes del Estado, pero para la gente común, exacerbada de revanchismo y fiebre política fue no solo necesario y deseable, fue INDISPENSABLE.

Vinieron los años dorados de la Revolución. Esos años que nos hicieron pensar en un futuro brillante. Inversión en infraestructura vial, educación, salud. Y a la par veíamos con cierto nivel de desagrado como se iban orquestando injusticias y malos tratos para con los que disentían. Se los etiquetaba de enemigos de la Patria, empleados de la oligarquía, adalides de la vieja partidocracia. La famosa larga noche neoliberal iba dando paso a un nuevo albor: el sol radiante de la Revolución de Siglo XXI.

De nada sirvió que los que podíamos ver lo que iba a suceder denunciaramos que era impractico, improbable, nocivo. De nada sirvió que se denunciaran sobreprecios, coimas y corrupción. La mayoría de la población se daba por bien servida con las obras.

Empezó el discurso de división y odio. Los ricos debían comer mierda, los pobres debían comer pan. Pero debían quitárselo a los ricos, no necesariamente el trabajar para conseguirlo. Se perennizó el estigma del pudiente, todos los que habían hecho dinero lo habían obtenido por la expoliación del pobre. Se acostumbró a la mayoría más pobre a idealizar la Revolución, y condenar la riqueza.

Llegó la crisis del petróleo. Bajaron los precios, bajaron los ingresos al Presupuesto. Y es cuando termina la abundancia cuando te das cuenta del derroche. Se habían feriado los recursos del país, con buenas o malas intenciones, con derecho o sin el, la realidad era que de todas esas maravillas que se empezaron, muchas son ahora elefantes blancos. En otros casos, el costo es tan ridículamente elevado que parece mentira que se haya gastado así el dinero de todos.

Ahora que enfrentamos la crisis política más intensa de la historia reciente, con un Moreno que gana por "poquito" a Guillermo Lasso, con un vicepresidente cuestionado en los peores escándalos de corrupción de la historia de Ecuador, vemos un patrón muy definido.

Si, mis estimados. Lo que se viene no necesita de dotes de clarividente. Hay promesas que no se cumplirán, y la cobardía política que les impide tomar medidas de ajuste para salvar los muebles, nos arrastra inexorablemente al punto de no retorno.

Se va a culpar al rico de lo que le pase al pobre. Si algo es común en todos los procesos SEUDO REVOLUCIONARIOS es que la culpa siempre es de la vaca, pero no se asume la responsabilidad por la mala conducción estatal.

La culpa va a ser del productor ganadero cuando ya nadie quiera producir leche en Ecuador. Porque no tienes dinero para invertir, porque no obtienes crédito bancario, porque el riesgo del negocio es elevado. La solución revolucionaria será declarar de interés social la hacienda y EXPROPIAR. Así se matan dos pájaros de un tiro: se gana espacio político para meter 100 clientes revolucionarios a administrar una hacienda que venía trabajando con 10 empleados. Y de paso, se alimenta el revanchismo del pobre que en su ignorancia cree que esta bien quitarle la hacienda a ese "explotador", al que oprime con salarios de miseria a esos 10 empleados. De nada servirá que algunos alcemos nuestra voz de protesta, de nada servirá el Derecho a la Propiedad. Muchos aplaudirán a la saciedad la medida. Hasta que empiecen a hacer cola para obtener un litro de leche.

Después vendran los cupos de importación. Con la excusa de proteger al "productor nacional" (a su grupo de compinches, a sus compadres, a esa hacienda ganadera mal administrada con exceso de personal y que genera perdidas) se va a impedir la sana libre competencia. Así también detienen la salida de circulante.

Si el petróleo no vuelve a subir de precio, también vendrán nuevas maneras de colocar impuestos. Claro, siempre van a asfixiar "al que más tiene". Poco a poco, los que tienen posibilidades irán migrando del país y buscando negocios y trabajo en otras latitudes. Esa fuga de capitales y talento, solo sirve para agudizar la crisis. Pero la culpa seguirá siendo de los malos patriotas que ponen su dinero en paraísos fiscales.

Y en ese panorama desolador, la única forma de controlar la protesta social será criminalizarla al máximo. No solo habrá que pedir permiso para una marcha, sino que toda protesta vendrá acompañada de una contraprotesta oficial financiada con NUESTRO DINERO. Para esa época ya habrán mercenarios entrenados en infiltrarse, dedicados al garroteo, a romper las filas, a desatar violencia con provocaciones. Se perseguirá duramente a los que organicen las marchas, se les hará muerte civil, linchamiento mediático a través de los canales incautados y periódicos oficialistas.

Recién allí vendrá lo peor. La Asamblea convertida en títere del Ejecutivo, así como el Poder Judicial y Electoral irá cerrando el cerco. Calificar para candidato a Presidente va a ser algo casi imposible. Se exigirá de todo, orientado a desaparecer políticamente a los cuadros de oposición. Ya no van a esperar a que lleguen las elecciones para destruir la imagen de los líderes de oposición, recuerden esto: la persecución va a ser intensa, y van a explotar sus ventajas en la Administración de Justicia. La idea es provocar la salida de escena de cuanto personaje público pueda llegar a captar algo de atención. Y se va a perpetuar el status quo, el enemigo seguirá siendo Nebot, Lasso el candidato bachiller, Noboa el payaso usado como comodín.

Y cuando los ciudadanos de a pie por fin decidamos hacer algo, cuando tu vecino, tu tío, tu hermano, tu sobrino, tus HIJOS no encuentren empleo, no sepan que hacer, entonces ahí es cuando se va a sentir el azote real. No van a dudar en aplicar violencia, en perseguir al que ose denunciar hechos palpables. La policía - maniatada y coartada, y comprada con alzas de salarios - se convertirá en el mejor cuerpo mercenario, persiguiendo, implantando evidencias falsas. Con los jueces y fiscales de su lado, no tendrán nada que temer los revolucionarios.

Ahora hablan de control en las redes sociales. Ya a muchos les han hecho cerrar las cuentas de Facebook, Instagram y Twitter. El último lugar, el rincón desde el cual podíamos decir algo sin temor a la censura oficial, también irá desapareciendo lentamente.

Eso es lo que la mayoría ha elegido. Qué lástima que en unos años les tenga que repetir: SE LOS DIJE.

Avanzamos Patria pero al abismo fascista.


jueves, marzo 30, 2017

En la hélice

Suave, susurro
cae una hoja y no la pude atrapar
se escapa con una nota subida
explota en tonos violentos
que saben a malva y soledad

Se me fue y no se dio cuenta
que al tapar sus cristales con vientos

Polarización de la Opinión Pública Ecuatoriana y Crisis de Liderazgo

Ecuador nunca ha sido un país de violencia, ni de extremismos en ningún tema, bajo la salvedad de aquella época de antaño en que la Iglesia era el Estado y el Estado era la Iglesia, y ni tanto así. Pero ya tenemos en la historia una guerra civil corta, que se produjo cuando las fuerzas se polarizaron.

Hoy escribía en el Facebook acerca de como un sector mayoritario de la población ha caído viralmente en la premisa falsa de la polarización de poderes: estás a favor o estás en contra. No podría estar más en desacuerdo con esa afirmación, pero analicemos un poco los factores.

¿Correista o Anti-Correísta?

Cuando se habla de la cosa pública en cualquier calle de Ecuador, salta de inmediato la pregunta del millón: ¿Eres Correísta? Muchos dirán que sí, muchos dirán que son anti-correístas, y que Correa les cae ... Bieber. Pero si te atreves a afirmar que no eres ni lo uno, ni lo otro: prepárate.

Para un sector creciente de la población, tienes que tomar partido a favor o en contra. Está prohibido ser ecléctico, es un pecado casi tan inmundo como el que se cometió en el Jardín del Edén.

Los Epítetos del Saber Popular

Como decían los viejos que tanto conocían: "Palabras no rompen pellejo". Sin embargo, sí que dañan la honra de las personas cuando se utilizan para injuriar y - peor aún - calumniar basándose en falsas premisas y juicios de valor.

"Es que tú trabajas para el Gobierno, por eso defiendes a tu papaíto Correa, porque te da de tragar".
"Eres borrego de Correa, que no puedes ver el mal que le hace al país".
"Claro, como eres parte de la Robolución Ciudadana... y vives en Samborondón, tú no tienes que subirte a un bus para que te asalten".
"¡Correa es el diablo en persona!".
"¡Maldito dictador, se va a llevar el Ecuador en peso!".

Eso entre muchas otras frases, en las cuales se ataca sin misericordia a los que se manifiesten a favor del régimen, ya sean o no "Correístas".

Pero para los que están del lado de la oposición, ya sea de forma puntual o abiertamente en contra, también hay una lluvia de sarcasmo y maledicencia. Veamos algo del material clásico.

"¿Osea que tú prefieres que esté Lucio o el Loco de Presidente?".
"¡No ves la obra que ha hecho el Presidente?".

Y mi favorita: "Claro, como tú eres pelucón, no te interesa que el pueblo salga adelante".

¿Y quién es Rafael Correa?

Rafael Correa Delgado es un ciudadano del Ecuador, uno que como nosotros no es más, ni menos ser humano que cualquiera. Es hijo, esposo, padre, hermano, amigo y probablemente también enemigo de uno que otro, pero también come, orina, defeca, trabaja y duerme, como todos nosotros.

Lo que lo hace destacable es que ocupa las funciones de Jefe de Estado de nuestro país, por decisión (cuestionable o no) de la mayoría de los ecuatorianos. Es decir, es el Presidente de la República POR MANDATO DEL PUEBLO, bajo un régimen de democracia.

¿Qué poderes y privilegios, así como que responsabilidades involucra el mandato?

Por supuesto, aquellos que le OBLIGA y CONFIERE la Constitución.  Y en este punto, probablemente las personas se preguntarán a donde quiero llegar, y lo hacen en justo derecho, es solo que lo EVIDENTE nunca resalta a la luz de la razón.

Pongamos el tema bajo la perspectiva de la analogía clásica: la empresa. Si el Ecuador fuese una Cooperativa de Ahorro y Crédito, el Sr. GERENTE sería electo en la Asamblea de Socios, junto con las dignidades principales, y el a su vez tendría que elegir a sus colaboradores para CUMPLIR sus responsabilidades, aquellas que estarían consignadas en el Estatuto de la Cooperativa.

En ningún momento, el Gerente General es el JEFE de los socios; por el contrario, es un EMPLEADO de los socios que debe cumplir con el MANDATO de los socios mientras dure su PERIODO como Gerente. Si reemplazamos a los socios por los ciudadanos, a la Cooperativa por el Ecuador, al Gerente por el Presidente de la República y a los funcionarios públicos por los colaboradores del Gerente, tendremos clarísimo el punto.

No somos MANDADOS, sino MANDANTES del Señor Presidente

Lo cual es algo que perdemos siempre de vista. No es que tú, Don Juan García, eres el Jefe directo del Presidente de la República, porque no le das ninguna orden directa, sino que en conjunto es a toda la sociedad ecuatoriana a la que responde el Presidente y sus acciones.

Pero, también como en el caso de la Cooperativa, elegimos al Presidente para que HAGA LO NECESARIO para asegurar que el país avance y se desarrolle, y supere los problemas que nos aquejan. Y lo necesario para que el país avance tiene que ver con las facilidades que el Estado presente para que NOSOTROS-TODOS podamos sacarlo adelante. El Presidente es el LIDER del equipo que conformamos todos.

Liderazgo y Caudillismo

Es justamente en el aspecto de LIDERAZGO donde nos caemos de espalda. El Presidente debe ser un líder, y un líder es el llamado a MARCAR EL CAMINO por donde TODOS vamos a cruzar. Es por eso que siempre digo que soy mi propio líder, porque no siento que el Ec. Rafael Correa sea un líder completo, aunque considero que tiene las capacidades de tal, y que en ocasiones lo ha demostrado.

Nuestra sociedad está acostumbrada a buscar CAUDILLOS, y Rafael Correa - aunque luchando contra ello - no ha podido evitar caer bajo esa perspectiva. La diferencia entre el líder y el caudillo es que el primero hace lo necesario aunque ello conlleve el malestar de los ciudadanos, y el segundo en cambio actúa en función de lo que a la MAYORIA DE LOS ELECTORES le pueda resultar agradable, si bien no BENEFICIOSO.

Para la muestra basta un botón. El bono de la pobreza o solidaridad, el cual debería llamarse el BONO DE LA ALCAHUETERIA, es un gasto terrible que pagamos quienes TRABAJAMOS y por ende CANCELAMOS IMPUESTOS. El bono de la solidaridad es el ejemplo más palpable de una medida parche que yo haya podido ver en mi vida. No soluciona los problemas de las familias de escasos recursos, no aporta al Desarrollo del país, y en general, no es más que una medida para caer simpático que cualquier Presidente con verdadera decisión, hace mucho que hubiese eliminado y reemplazado por otro tipo de ayuda más efectiva.

¿Y la obra realizada?

Sin ninguna duda, hay muchos avances en varios campos, y negarse a aceptarlos no significa que no existan. El ordenamiento en materia fiscal, la implantación de una red vial moderna, la ampliación de un sistema de salud crecientemente moderno, la reforma profunda a nivel de Educación y el carácter incluyente de la Constitución y las Leyes, ni son aspectos a ser mirados de soslayo, ni pueden dejar de ser ampliamente reconocidos.

El problema radica no en aquello que se ha hecho, sino en lo que se ha dejado de hacer. Es cierto que se ha invertido muchísimo dinero en la reforma práctica que el Gobierno ha implantado en temas de impacto social, pero también es verdad que se dejó de lado los proyectos puntales del Desarrollo, materia de salto cualitativo para nuestra sociedad.

Veamos un poco mejor lo que se ha dejado de hacer y lo que se ha permitido hacer, y que ha perjudicado gravemente las condiciones para el Desarrollo Sustentable y el Buen Vivir.

La conversión de país Exportador de Materias Primas en País Industrial

De todo lo criticable que se pueda imputar a este Gobierno, lo más penoso tiene que ver con el retraso en varios de los proyectos de Desarrollo. El actual Gobierno tenía en carpeta desde su inicio una serie de proyectos de Industrialización que - como decimos los de Sistemas - eran "top-notch".

Así se proyectó la construcción de una planta petroquímica y una línea de producción siderúrgica, soportadas bajo la nueva infraestructura FERROVIARIA y de MODERNOS PUERTOS de alto calado. Han pasado seis, casi siete años y ni siquiera estamos cerca de llegar allí.

No puedo ser un memo y perder de vista lo realizado, que es BUENO. Pero nuestra sociedad además de hospitales requiere de crear trabajos, y además de restringir importaciones, requiere fabricar sus propios productos con mano de obra nacional e insumos nacionales.

No hay que ser un genio para saber que una industria petroquímica, por incipiente y primeriza que sea, va a provocar una mejora sustancial de GANANCIAS por cada barril de petróleo extraído, porque no es lo mismo vender 1 Kg de CRUDO, que 1 Kg de Subderivados, o mucho mejor aún de productos semiprocesados como caucho, plástico, polyester, pinturas, solventes y demás decenas de miles de productos que se extraen del petróleo.

Tampoco hay que ser un profesor Universitario para darse cuenta que al producir acero desde nuestras minas, el precio del hierro de construcción bajaría radicalmente y que podríamos pensar hasta en líneas de fabricación de automotores que proveerían de empleo bien remunerado a decenas de miles de ecuatorianos.

El beneficio sería triple, porque al poder instalar fábricas a nivel nacional, se activaría el sector financiero que podría hacer colocaciones para proyectos industriales del sector privado. Y ni que hablar de la balanza comercial, que se vería beneficiada ya sea por la producción de bienes para consumo interno o por la exportación de los excedentes. TODO EL PAIS viviría una época de bonanza sin precedentes.

Pero para todo eso, se requiere DECISION política y dinero. Últimamente, no hay ninguna de las dos.

De la corrupción que campea

Quizá el punto en el que más se afirma la oposición sea el de la corrupción. Que este Gobierno se está robando el país en peso, que Ecuador no avanza por los pillos verdes, etc. Aunque no es que no en el Gobierno de Correa se haya inventado la corrupción, también es cierto que muy poco se ha hecho para pararla.

Sin alejarnos mucho del tema, hay que recordar todos los escándalos de Gobiernos anteriores y compararlos con el actual. Casos como "Flores y Miel", Aduanas en el Gobierno de Bucaram, nepotismo en el de Gutiérrez, escándalos por compras truculentas de material bélico, y un largo etcétera avalan mi postura.

Sin embargo, algo que es terriblemente criticable en la actitud del Sr. Presidente Correa es la DEFENSA insostenible de los corruptos. Ya sea el caso del primo, en la cual se atrevió a poner el MANDATO en juego, así como en el caso de los "Pativideos", en el sonadísimo episodio del Sr. Duzac o el recordado caso de Chucky-SEVEN, no hay, no ha habido, ni habrá ni la más mínima intención de PRESIONAR a la Justicia para que actúe de forma pronta. O queda el infractor (llámese, corrupto) en la impunidad, o se le permite salir campante del país. Situación que no ocurre cuando el (ahí sí) DELINCUENTE es miembro de la oposición.

Todo esto es resultado del viraje al CAUDILLISMO que lentamente ha proyectado el Sr. Presidente Correa. Un caudillo - claro está - nunca se equivoca y si lo hace, NO LO ADMITE.

De la agresión en contra de la oposición

Hace un tiempo un buen amigo mío me decía que los ecuatorianos no teníamos idea de lo que era un Gobierno Opresor. Por supuesto, mi amigo es chileno, y le tocó vivir lo peor de la época de Pinochet desde el lado socialista del espectro político.

Y es que hay una franja delgada entre la tolerancia y la opresión. Decía Voltaire que tirano es aquel que se pone por encima de la ley, para gobernar de acuerdo con ella. Quizá el error más grande de muchos Correa-fanboys es ese, el pensar que solo por cumplirse con la Ley escrita, se está haciendo JUSTICIA.

Recuerdo el caso del Diario "El Universo", del cual no tengo mucho de bueno que decir, pero que no deja de ser un medio de comunicación impreso de larga trayectoria. Cuando Correa definió en penales el partido, para levantar juntos la Copa (Los Pérez y Correa, por supuesto), me di cuenta de cual era la estrategia de fondo en ese Juicio. Por supuesto, nunca se trató del dinero. Era cuestión de poder.

Y quiero que recuerden este punto, porque lo voy a traer a colación en las conclusiones. Quizá sea uno de los episodios más claramente

La Dictadura de Venezuela: cronica de una muerte anunciada

Fatal lo ocurrido en Venezuela. Formalmente Nicolás Maduro pasa a ser un DICTADOR más en la larga historia de dictaduras en suelo americano.

No puede decirse que es una lástima, porque lo que ha hecho es una consecuencia lógica. Lo que es una lástima es que la inercia sea tal que no permita a la sociedad viva venezolana sacudirse de ese engendro corrupto que pretende hacer Gobierno.

Jamás he podido llamar a un ser tan despreciable "Presidente Maduro". Lo considero un par intelectual de serpientes y cocodrilos. Porque ni para perro le alcanza la capacidad.

Que siga hablando con pajaritos, y todos sigamos riendo de sus estúpidas ocurrencias. Mientras la hermana Venezuela se desangra en pobreza, inequidad, emigración forzada, hambre, delincuencia y corrupción.

Pero ¿que hicieron los venezolanos para merecer este negro destino?

Creer en palabras veleidosas, en promesas incumplibles de cambio. Permitir que un líder se vaya transformando lentamente en caudillo, que en lugar de unir a un país y todos sus sectores, tome medidas de hecho en desmedro de unos y a nombre de una mentada mayoría.

Venezuela permitió que se le quiten libertades, permitió y aplaudió cuando se expropiaban empresas y bienes privados.

En Venezuela se permitió la corrupción. A cuenta de: es que hace obras. Venezuela creía en nuevos días de esplendor, pero ese brillo no alcanzó para todos. Como todo grupo político que permanece más de lo debido en el poder, el chavismo se fue transformando de Doctrina Social de Siglo XXI en un simple aparato estatizante y corrupto.

En Venezuela se dieron el lujo de dividirse entre la oposición. Deben haber pensado en sus pequeños y mezquinos intereses, antes que en destruir el Chavismo.

Los venezolanos deben haber pensado que muerto Chavez moría el Chavismo. No imaginaron que los tentáculos de la que quizá sea la red mas grande de corrupción estatal en América no iban a ceder fácilmente en su empeño de perpetuarse en el poder.

Pensaron que ganando espacios electorales podrían deshacerse del energúmeno ignorante que los gobierna, y no se detuvieron a pensar que hace mucho no pelean contra el, sino contra todo un aparataje político, militar y social.

He ahí el resultado. Un dictador di facto. Un pueblo atormentado de penurias, que solo los que disfrutan del Buen Vivir, es decir, del Chavismo pueden negar.

Aquí he visto un par de venezolanos. Buenas personas, muy alegres, optimistas, gente de paz. Obligados a vivir en otro país, dejando a sus familias para poder ofrecerles algo mejor. Lo que cuentan es de no creer. La mas dura y amarga de las situaciones que hayamos tenido que vivir los ecuatorianos, no se compara con lo que está pasando el venezolano de a pie, el que tiene que trabajar en lo que sea para llevar el pan. Pan que a veces hay, y a veces no. Pan que requiere de una larga fila para poder ser adquirido.

Debo decir que por fortuna, los ecuatorianos no vamos a permitir llegar a ese estado de cosas NUNCA. Quiero ver a cualquiera que llegue a Presidente tomar el poder por la fuerza, para que en menos de 48 horas tenga que salir corriendo por la pista del aeropuerto con una turba enardecida detrás y un helicóptero esperándolo. La sangre indígena rebelde que llevamos en las venas no lo permitiría así.

jueves, enero 26, 2017

Que yo Odio a Rafael Correa?

Acabo de ver el video de Jaime Nebot, Alcalde de Guayaquil. No es de mis personajes predilectos, pero hay que reconocer que - de ser ciertos los datos - esta vez se ha anotado un punto. Y me conduce a algunas - nada breves - reflexiones.

Primero, lo obvio. Hay que cotejar, porque una de las fuentes es un Diario, y hay la info en los portales ("Transparencia de información"), pero los datos concuerdan con lo que se ha venido escuchando de los sobreprecios (eso por decir algo suave, porque el término que estoy pensando ya es de por si una felonía).

No entiendo la conducta de pordiosero de muchos fanáticos de la Revolución Ciudadana. Ay, tenemos carreteras del Primer Mundo. No han pisado un país del Primer Mundo y no conocen lo que es una verdadera carretera.

Ay, tenemos escuelas! Que son solo edificios de una infraestructura simpática, pero que sin el cambio profundo y radical en la médula misma del Sistema Educativo no sirven de gran cosa.

Ay, tenemos hospitales! Que debemos reconocer que en muchos casos están muy bien dotados. Pero, y los médicos? Y el cambio estructural en el Sistema de Salud Pública? La Salud es un Derecho, pero eso no significa que los médicos estén obligados a trabajar en condiciones contractuales malas, ni que tengan que competir con médicos de otras latitudes.

Ay, tenemos electricidad limpia! Que bueno, yo he sido defensor a ultranza de la generación eléctrica limpia, pero si el costo del KilovatioHora se mantiene alto, el beneficio directo, el que iba a llamar a la inversión de INDUSTRIALES extranjeros no existe.

Ay, tenemos Universidades y centros de Investigación de Primer Nivel. Aplaudo que se haya logrado cerrar y categorizar a las Universidades en Ecuador. Pero si voy a la página de Yachay, saben cuantos proyectos ejecutados o en ejecución encuentro? NINGUNO. Resultados? Desconocidos hasta el momento. Beneficio-Costo de la Inversión en Yachay. Bien, gracias.

Si a lo expuesto se lo contrasta con los costos desproporcionados en esas inversiones, el balance es negativo.Que no se me malinterprete: son obras necesarias, y debían hacerse, así como muchas otras. Pero, si voy a pagar 200% o más por una carretera, hospital, escuela, y debo sentirme agradecido de que se me tome el pelo y se abuse, entonces aquello de manos limpias y corazones ardientes se lo pueden guardar donde mejor les quepa.

No se trata de quien haga más, se trata de quien hace las cosas mejor. Un viejo amigo me dijo una vez que ser eficiente se resume en HACER MAS CON MENOS. Y tiene razón. Una politica estatal de despilfarro termina siempre en endeudamiento y puede que en quiebra.

Y antes de que alguien me refriegue en la cara el viejo cuento de la partidocracia, de la larga noche neoliberal y demás canciones de bar de mala muerte, déjenme decirles que yo vivo HOY. El pasado ya fue, ya no regresará, y no puedo justificar los errores, negligencias, corrupción y mentiras de los que están HOY en el poder contrastándolas con los que estuvieron en el pasado. No quiero otra vez a los que llevaron a Ecuador a feriados bancarios, o expoliaron nuestra riqueza, pero tampoco quiero a los que HOY nos han sobreendeudado y continúan un despilfarro organizado justificado en una calumnia más grande que el sol: no estamos en crisis.

No estamos en crisis, pero juro por aquello que tenga valor bajo el cielo y sobre la Tierra que no hay semana que no me entere de que algún pariente, amigo o conocido se haya quedado sin empleo. Tengo una colección privada de Hojas de Vida. Los que vivimos de ofrecer nuestros servicios especializados experimentamos el resultado de la CRISIS. No salen los contratos, y muchas veces las empresas dejan de implementar servicios que no sean estrictamente indispensables y que les permitirían ganar mucho más dinero. Cuando sale un contrato y debido a la falta de liquidez (y/o solvencia) el contratante no tiene como cubrir el servicio, y vergonzosamente hace esperar hasta por meses para poder cubrir su obligación. Así estamos y no hablemos de los contratos con el Estado, porque muchos podrían declamar verdaderas elegías al respecto.

No me considero opositor, ni oficialista. No abrazo ninguna bandera de partido o movimiento político. Mi bandera es la de Ecuador, mi fe está en mis compatriotas trabajadores, en la mujer que saca adelante a sus hijos, en el obrero que suda para llevar el pan a su hogar.

Si alguien cree que estoy lleno de odio, pues se equivoca rotundamente. Estoy lleno de preocupación, de desazón, de decepción. Estoy preocupado por como voy a ganar dinero mañana, porque no hay empleos y mucho menos si pasas de 40 años. Me siento condicionado a irme de mi amado país a buscar suerte en Canadá, en EEUU o en Nueva Zelanda, en otro país que tenga una oferta laboral estable. Veo como las mentiras van cayendo con sus cortas piernas y la decepción se va convirtiendo en una sombra que crece en el interior. La sensación de impotencia, de despecho, de sentirme burlado no puede confundirse con el odio. El odio ciega, el odio no permite pensar. No, no soy un odiador, soy un ciudadano de a pie que sueña, que tiene metas y que está dispuesto a darlo todo por su familia. Soy un hombre humilde que todo lo que pide al Gobierno es que NO LO JODA, que lo deje trabajar, que no le diga como debe vivir, que no le imponga impuestos y absurdos.

No, señores, eso no es odiar.

Elecciones Presidenciales 2017 en Ecuador: FRAUDE

Sí, son un fraude. Pero no porque se esté orquestando uno en el plano meramente electoral.Son un fraude porque son una simple burla, el resultado de una componenda entre el oficialismo de Correa y la seudo oposición.

Analicemos esto. Tenemos a un candidato Lenín Moreno que no es pedo que apeste. Tiene una imagen medianamente pulcra, pero se ve acompañado de un binomio bastante controversial y que se ha visto involucrado - de manera justa o no, no lo se- en los casos de corrupción más sonados en lo que va del milenio.

En el bando opositor, tenemos a un banquero que fue parte de dos Gobiernos y cuya imagen se ve manchada por su probable - aunque no probada - vinculación con los hechos que originaron el feriado bancario. El binomio del Sr. Guillermo Lasso es lo peor que uno pudiera imaginar como compañero de fórmula, un verdadero artista del bochinche.

Después tenemos al nuevo "arroz con pollo" de la política ecuatoriana; la Lcda. Cynthia Viteri. No voy a extenderme en lo que considero de la Señora, por su condición de dama, pero empezando por representar al social-cristianismo, ya no es necesario ahondar mucho.

El General Moncayo, además de ser golpista, ya no tiene la edad, ni la fuerza moral para ser un buen Presidente, y se ve acompañado de malos elementos. Ha servido hasta ahora para restar fuerza a Moreno en la Sierra y Oriente.

Los demás candidatos son parte del paisaje. Unos con ideas imposibles, otros son lobos oficialistas disfrazados de opositores. Son la fauna exótica de esta selva política, que nos deja desalentados y con una mirada empobrecida del futuro del país.

Ya, en serio: ¿qué nos espera? Pues mientras no sepamos hacer elecciones coherentes, mientras elijamos con el cardio, lo que debería hacerse con el cerebro, vamos a ver mucho más POPULISMO y DEMAGOGIA. En la última década hemos asistido al ascenso de la nueva burguesía tecnócrata que ha sabido desplazar convenientemente a la vieja burguesía oligárquica y plutocrática, pero como escuché hace muchos años en Europa: "Son, it's the Mafia and the capos join together when they have a common objective. Mafia is Mafia". Lo que hemos visto suceder en esta última década es que ha sido la década perdida para los viejos capomafiosi, y una década ganada para la nueva burguesía verde.

Al final, quienes hemos perdido solo hemos sido nosotros. El Estado Llano. Los simples mortales que observamos a los iluminados, los que tenemos voz, perono hacemos uso de ella. Al final del día, ellos (todos ellos, toda la mafia) terminará celebrando y repartiéndose el país, mientras los ciudadanos decentes les permitimos hacerlo.

¡Reacciona, Ecuador!
Loading...