lunes, junio 25, 2007

El beneficio de la duda

La duda es un derecho de la mentalidad sana.  Es la potestad individual de cuestionar, de sospechar y de dar un espacio para presumir que lo que se nos dice, lo que llega a nuestros oidos u ojos puede no ser necesariamente la verdad.



En un espacio tan lleno de chismes y verdades a medias, podemos y debemos ejercer con total autoridad este derecho.



De lo contrario, vamos a ser engañados permanentemente y considerados una parte integral de la masa borreguil que sube y baja la cabeza siguiendo las órdenes de sus titiriteros, sin mayor capacidad de cambiar el estado de las cosas.



Eso nos les pasa a muchos ecuatorianos.  Han permitido por la inacción mental que se creen los grandes monstruos mediáticos que pretenden embucharnos sin ninguna pena cualquier porquería a través de los diarios y de la televisión, y, últimamente - por una enorme desgracia - a través de los medios de la supercarretera de la información.



Es tan absurdo que se dediquen varios Gigabytes de información a seguir los escándalos y caprichos de una niña millonaria que destaca no tanto por lo estúpida y engreída, sino más bien por el tener un equipo de mercadeo de imagen que sabe como explotar hasta el último resquicio mediático.  Asimismo, es de lo más incomprensible que se le de tanta atención a los mal llamados "realities", en donde se hace crecer el morbo colectivo de forma exponencial y se sepulta la creatividad trás las pantallas.



Por favor, compañeros, abran los ojos, vean, miran  interpreten.  La diversión no es lo mismo que la información.





Powered by ScribeFire.

No hay comentarios.:

Loading...