jueves, marzo 15, 2007

Sugerencias para la Asamblea Constituyente

En estos días en que vivimos un caos político casi completo, en el que hasta las más arraigadas estructuras de poder sufren el descalabro del proceso de cambio muchos ecuatorianos nos hacemos la misma pregunta:

¿Cuál es el camino correcto?

Ya el Gobierno Central está dando muestras de poco decoro, atacando sistemáticamente toda opinión contraria a su sagrada voluntad. Vemos así por ejemplo que el Ec. Correa se desata en improperios en contra de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos ante un llamado relativamente pacífico a la cordura. Vale recalcar que la exhortación fue dirigida a todos los poderes en disputa, no sólo al Ejecutivo por lo cual no es justificable la reacción exagerada y grosera del Primer Mandatario, mucho menos los calificativos que dirigió hacia los representantes de la Prensa en el país. Sobre todo si se toma en cuenta que la postura de los medios dentro del país ha sido más bien blanda para con el régimen. ¿Será que se temen las posible represalias en caso de poner el dedo en la llaga? ¿Debemos temer los ecuatorianos que nuestro universal derecho de la libertad de expresión esté comprometido en favor de los intereses del Socialismo de siglo XXI?
Esperamos honestamente que no sea así.

¿Qué esperamos los ecuatorianos? ¿Qué es lo que realmente interesa al ciudadano promedio? La redacción de AutenticoEcuatoriano ha llevado a cabo un breve resumen de las expectativas del hombre del pueblo, el común de la gente, que lo ponemos a su conocimiento a continuación.
1.- Que el Gobierno provea de trabajo para que la gente no deba migrar a España, EEUU y otros países.
2.- Que el Gobierno acabe con el Congreso y en general con la corrupción.
3.- Que la Asamblea Constituyente contemple el que se mantengan los subsidios estatales y se aumente el presupuesto para la Salud y la Educación.

Decía un filósofo y enciclopedista francés: "Que ningún hombre sea tan rico que pueda comprar a otros y que ninguno sea tan pobre que se vea precisado a venderse". El ideal detrás del socialismo del siglo XXI resume en gran parte el amplio sentido de la frase. Y aunque el Gobierno haya cometido errores, al menos no se puede tachar de falso al Presidente Correa, hasta ahora todas sus acciones están orientadas al establecimiento de una república socialista con una Carta Magna que respalde esta variante política de conducción estatal.

Pero, dicen los abuelos: "De buenas intenciones está lleno el cementerio". Se podría añadir que de buenas intenciones también está lleno el cielo, pero hay que estar muerto para poder conocerlo. Es por eso, que la praxis debe por agudeza racional superar en empatía los embates retóricos del dogma; por sentido común, no vivimos en una esfera cerrada y auto-suficiente, no contamos con una oferta interna que pueda suplir toda nuestra demanda. Por ende, nos toca negociar. Y como todos los que hemos llevado adelante una empresa y hemos NEGOCIADO sabemos: se gana y se pierde.

El problema no está en la calidad de los Gobiernos, sino en el alcance del gestionar de los mismos, demasiada intromisión estatal no es beneficiosa. Es sabido que la izquierda ecuatoriana castiga con excesiva dureza el mecanismo del libre mercado, pretendiendo satanizar a sus actores, a TODOS por igual. De esa manera, si el líder mundial del mercado es EEUU y los EEUU ABUSAN (concordamos en ese punto, los de todas las tendencias) de su poder bélico y comercial para mantener su hegemonía mundial, entonces el Mercado es malo, es inmoral, es inhumano y por lo tanto, debe ser desechado.

Pero no se puede condenar al mecanismo por el abuso de unos, como no se podría sancionar el uso público del Internet sólo porque haya individuos que promocionen la violencia. Es más inteligente y mucho más redituable para todos el hacer uso del Sistema para nuestro beneficio.

Enfoquemos el problema desde otro ángulo, uno que puede ser menos fogoso y excitante que el provocado por la polémica y las voces elevadas y analicemos los escenarios que se pueden dar sin necesidad de ser radicales (en la excepción que no puede ser interpretada como cambios desde la raíz) a la ahora de proponer las medidas de cambios.

Primero, nuestra gente clama por más empleo. De esa manera, asegurando un nivel de ingresos aceptable, el ecuatoriano no tendría que viajar a España, Italia o EEUU y podría mantenerse dentro de su país. ¿Cuál es el mejor mecanismo PROBADO para generar empleos estables y bien remunerados sin afectar el crecimiento del país y sin inflar el presupuesto nacional? La clave es la Inversión. Y detrás de ella su componente sin-equa-non: el ahorro.

Muchas personas no pueden resistir el término INVERSION EXTRANJERA. Les provoca repulsión el simple hecho de aceptar que el dinero de los "yankees" venga a "copular" con el sudor ecuatoriano y provoque el "alumbramiento" de utilidades monstruosas que servirán para llenar el bolsillo de "unos cuantos cerdos capitalistas" e incrementar la "explotación" mundial del ser humano por el ser humano.

Esta clase de aseveraciones adolece de falsedades, supuestos, generalizaciones y exageraciones que de por sí solas deberían caer por su peso. No toda la inversión extranjera es "yankee", de hecho, gran parte de la probable inversión podría proceder del BRIC o de la Comunidad Europea, cuyas políticas no incluyen necesariamente la dominación mundial y el imperialismo. Se ignora asimismo que la supuesta "explotación" puede ser vista de otra manera; como un hecho no-altruísta, pero que genera una dependencia en los dos sentidos, porque el mundo actual exige competitividad y calidad. Y no se puede llegar a niveles aceptables en ningún parámetro de productividad sin la colaboración plena y el compromiso de todas las partes del negocio, TODAS, incluyendo a los empleados. El problema es que estamos tan acostumbrados al PATRON, al empresario mediocre, al banquero chulquero, al Gerente explotador, porque AQUI SI SE EXPLOTA AL TRABAJADOR, en comparación con los países en donde la inversión extranjera ha pasado a ser de significación para el desarrollo nacional.

Pero, no vayamos lejos. Sabemos que requerimos inversión. Hagámosla CASA ADENTRO. ¿Cómo? Ahorro interno es la respuesta. La historia reciente muestra que los pueblos con cultura de ahorro de recursos han escalado rápidamente la vertiente del progreso. ¿Porqué? Porque al haber un excedente significativo, SOSTENIDO Y CRECIENTE es posible hacer realidad préstamos para invertir en ideas innovadoras, las cuales dicho sea de paso NO REQUIEREN de un título de Postgrado para ser implementadas. Muchas de las grandes innovaciones que impactaron el comercio nacieron como ideas en la cabeza de unos cuantos emprendedores que las pudieron plasmar en proyectos, PORQUE hubo dinero para invertir en desarrollar esas ideas. Pero además de AHorro, hace falta que la sociedad tenga una moral lo suficientemente desarrollada como para que sea confiable el depositar el excedente de dinero en otras manos, lo que nos lleva al punto dos.

En Segundo Lugar, queremos analizar con precaución el tema de la corrupción. Erroneámente culpamos al Presidente (de turno) de los males que la corrupción le provoca a nuestra sociedad. En realidad, aunque MILES y quizá CIENTOS DE MILES puedan opinar lo contrario, la CORRUPCION NACE EN CASA. Es en el núcleo familiar en donde se gesta el germen insano de la corrupción. Porque es tan corrupto el que comete peculado, como el que conociendo los detalles del hecho inmoral se queda callado y hasta felicita internamente la "viveza" del delincuente, tan corrupto como el tendero que se queda con el vuelto si no se lo piden, como el taxista que se da cuenta de la cartera que su cliente olvida en el asiento y no dice nada, tanto como el juez que permite que un asesino contumaz vuelva a las calles por una suma pactada, como el que paga a un tramitador para que le saque un documento, como lo es el empleado público/privado que acepta comisiones de un proveedor para darle un trato preferencial. La corrupción empieza en casa, con el ejemplo que le damos a nuestros hijos. Muchos no sienten reparo en ofrecer delante de sus hijos un par de dólares a un vigilante para que no le de una citación por una contravención flagrante. Otros se congratulan cuando un familiar es elegido para ocupar un cargo público, pero no por la responsabilidad que se le haya encomendado, sino por la oportunidad de enriquecerse ilícitamente en el cargo.

Y después GRITAMOS POR UNA MEJOR SOCIEDAD PARA NUESTROS HIJOS... Y se la exigimos al Presidente, al Gobierno, a quién sea.

La solución a la corrupción está en nosotros mismos. No es que de la noche a la mañana nuestro cambio personal vaya a eliminar toda la corrupción estatal y social, pero que tal si uno de los lectores MEJORA y deja la maldita viveza criolla de lado. Sus hijos, seguramente, por el ejemplo dado NO SERAN CORRUPTOS. Y es probable que uno de sus hijos llegue a un cargo público en alguna ocasión Y NO ACTUE EN FAVOR DE LA CORRUPCION. ¿Qué pasaría si no fuera uno, sino decenas? ¿Y si fueran miles?

Por último, nuestra gente clama porque se mantengan los subsidios. Al margen de las convicciones ideológicas, el análisis simple indica que los subsidios son algo indebido. Aún si se pudieran mantener, con el elevado costo subyacente, sería una tarea ardua el poder hacerlos llegar a los que realmente los necesitan.

Pero, ¿alguien ha discutido si se deben mantener los subsidios que el ecuatoriano provee al Estado? Por ejemplo, el elevado precio de la gasolina. No es de conocimiento común que los ecuatorianos financiamos una buena parte del presupuesto estatal en cada galón de gasolina que se consume. ¿Y el ICC? Es un impuesto excesivo en el cual recae casi cualquier producto o servicio que no se considere de primera necesidad. Es sabido que el Ecuador es uno de los países con mayor consumo de servicios de telefonía celular per cápita; alguien imagina cuanto recibe el Presupuesto Estatal por concepto de este tipo de "subsidio".

Y hablando de subsidios al Estado, tenemos también los tributos arancelarios, entre ellos las salvaguardas. Sabían ustedes que las salvaguardas son impuestos INJUSTOS que se gravan sobre las importaciones de productos que por precio harían desaparecer parte de la "Industria Nacional". En otras palabras, es un subsidio que impone el Estado, cuando un grupo de empresarios incapaces y faltos de visión van a lloriquear porque de Asia, EEUU, Europa, Africa u otra zona del mundo empieza a ingresar un producto o servicio de mejor calidad y precio, que seguramente significaría una ventaja para los consumidores. ¿Porqué pagar más por productos fabricados en Ecuador, si se los puede adquirir de mejor calidad y a menos precio importándolos? Muchos aducen que al importarlos masivamente se destruirían las fuentes de empleo. Pero, un análisis simple nos podría indicar que quizá invirtiendo un poco más en mejorar las técnicas de producción es posible mejorar la calidad y el precio de nuestros productos. Eso es adaptarse al juego que la COMPETITIVAD nos exige. Además, la industria nacional siempre cuenta con una ventaja competitiva: no necesita agregar al precio el costo de transportar y nacionalizar el producto.

Entonces, por lo expuesto, y regresando al marco actual de nuestra nación, a pocos días de hacerse realidad el deseo de una nueva estructura política para el país, nos tomamos a pecho el derecho a la libertad de expresión y formulamos las siguientes recomendaciones para ser tomadas en cuenta por los próximos asambleístas, recogiendo los anhelos irreductibles de nuestro pueblo:
1.- Evitar por todos los medios la estatización. Empezando por la Carta Magna, la cual debe reducir al mínimo indispensable los estamentos de poder del Estado.

2.- Garantizar en la Constitución el respeto a las libertades civiles. La democracia no puede seguir siendo una palabra gastada, manoseada y prostituida.

3.- Adoptar un sistema de derecho público basado en el Derecho Anglosajón, no porque debamos emular a los "gringos", sino porque es más práctico levantar prohibiciones que construir complejas reglamentaciones para toda la función pública.

4.- Exigir (y poner plazo y responsables para) la modernización de los códigos de ley y de las reglamentaciones y procedimientos de las funciones del Estado: Cortes, Tribunales, Contraloría, Procuradoría. El objetivo es reducir al mínimo la cantidad de pasos burocráticos para llevar a cabo cualquier acción y a la vez RECRUDECER las penas para los que cometan delitos de corrupción.

5.- Exigir que los futuros cambios a la Constitución sean llevados a cabo mediantes proyectos de Reforma, que sean consultados a la ciudadanía para su aprobación y que entren como Enmiendas a la Constitución vigente.

6.- Proveer dentro de la misma Constitución garantías a la inversión, tanto nacional como extranjera y LIMITAR exhaustivamente la inversión estatal.

7.- Privatizar todas aquellas empresas estatales que no son productivas, considerando entre ellas aquellas que tienen décadas a pérdida (telefónicas, eléctricas) y áquellas que no aunque no tienen pérdidas, no producen beneficios que la puedan ubicar como rentables dentro del contexto mundial. Para evitar SEGUIR BAJO EL ESQUEMA MONOPOLICO de las empresas públicas se debe asegurar que exista la competencia entre diferentes empresas privadas que puedan proveer el mismo servicio.

8.- Tomando en consideración que nuestras zonas verdes son patrimonio nacional y mundial y son el activo estratégico de mayor importancia para las décadas venideras, se debe evitar la explotación de petróleo, gas u otro tipo de producto hidrocarburífero, mineral o forestal, por ser de valor inferior al del activo.

9.- Exigir por medio de la Constitución la Formulación de leyes medio-ambientales severas que impidan que las empresas públicas o privadas, nacionales o extranjeras cometan abusos en contra del medio ambiente.

10.- Garantizar por medio de la Constitución que de la totalidad de las rentas estatales, una vez descontadas nuestras obligaciones, al menos un 60% se dedique a la educación (primaria, secundaria, superior y alfabetización), salud y enriquecimiento medio-ambiental. El Estado no debe invertir ni un sólo centavo en empresas y así lo debe consignar la Constitución.

11.- Fortalecer la democracia, proponiendo un modelo de Gobierno que SIMPLIFIQUE la conducción estatal.

12.- Establecer la NO OBLIGATORIEDAD del voto en la Constitución y exigir un mínimo de educación secundaria para ejercer el DERECHO a elegir.

13.- Exigir que las votaciones para ser electo a un cuerpo colegiado sean estrictamente UNINOMINALES, con el apoyo o no de un partido político y con la presentación de al menos el 1% de las firmas verificadas del electorado de la jurisdicción pertinente. Como addendum, debería establecerse en el Reglamento de Elecciones que la impresión a nivel de la papeleta se haga EN ORDEN ALFABETICO, por el apellido y nombres del candidato.

14.- Someter a votación uninominal las candidaturas para la elección de Fiscal General de la Nación, Procurador General, Contralor, Vocales del TSE, Vocales del Tribunal Constitucional y Ministros de la Corte Suprema Suprema de Justicia presentados en listados propuestos por los Colegios de Abogados del Ecuador.

15.- Reducir las cargas impositivas y tributos arancelarios innecesarios. Establecer en la Constitución el mecanismo y las garantías tendientes a consolidar un sistema impositivo simplificado y a la apertura comercial.

No hay comentarios.:

Loading...