jueves, agosto 17, 2006

La metrovía


Se acabó tu huevada, chófer hijo de puta



Han dado un paseo por la metrovía últimamente? Yo ya me trepé en esa huevada. Que hijueputa, que incómodo que es viajar en esa nota.

Además que hay que entrar prácticamente a empellones, el dichoso bus es tan estrecho que los gordos prácticamente tiene prohibido el acceso.

Tuve tanta mala suerte que cuando iba parado y esa mierda estaba repleta, llegamos a una estación donde a todos los CDVs se les ocurrió bajar en el mismo sitio y luego de soportar el martirio de los empujones y los carajazos gratuitos por no dejar bajar rápido a tanto soplador, resulta que medio Guayaquil se trepó en el maldito bus y me obligaron a irme al fondo de esa huevada donde realmente la sensación de asfixia y de claustrofobia se hizo insoportable.


Ojala el bus fuera tan amplio como la estación



Al fin logré salir de esa porquería en la última estación en el centro y las palabras no me alcanzan para describir lo agradecido que me sentía. No con el alcalde por implementar este "eficiente" servicio de transporte, sino con Dios por haberme permitido bajar con vida de esa lata de sardinas que llaman metrovía.

En el trayecto no obstante recuerdo que pude ver algunos imbéciles que sin tomar en consideración que las vías de ese aparato son de uso exclusivo de la metrovía, hacían maromas y cabriolas en el carril y como siempre la viveza criolla imperaba.

Dos recomendaciones para el Alcalde, primero que tal si considera ampliar el número y frecuencia de las unidades de la Metrovía y segundo, podría adquirir buses de dos pisos que permitan alojar más pasajeros, al menos en las horas pico. También sería bueno que se deje de pendejadas y recuerde que el clima de Guayaquil no permite llevar un bus tan incómodo sin acondicionador de aire, por favor, don Jaime, trepe usted en uno de esos buses y se dará cuenta que mis recomendaciones no tienen nada de absurdas.

Lo que si resulta realmente positivo es que comentaba en mi post de junio, por fin, esa mala raza de subhumanos, incultos, agresivos e ignorantes, llamados a si mismos chóferes de buseta entró en vías de extinción. Ahora si quiero verlos tratar mal a la gente, malparidos.


No más vallenatos, ni cavernícolas al volante.

2 comentarios:

Chica MIgraña dijo...

a mi no me parece que son estrechos, por lo menos son el doble de amplios de esas busetas hijueputas de la '87', 'cayetano' o '42' donde los altotes como mi pana el flaco o nirvana 83 no pueden sentarse por el escaso espacio entre un asiento y otro. El rpblema es que no hay los suficientes asientos , y que estando ahi dentro hace un calor infernal, yo me subi a uno de ellos un domingo en la tarde en pleno agosto, ahora imaginate en epoca de lluvia, por febrero, donde en Guayaquil hace un calor del hijueputa???

Concuerdo contigo tambien en que por fin estan por exterminar a los buseteros.... el atropello de los mamavergas de los choferes de los colectivos y busetas es algo que me cabrea sobremanera....

MGAC

Ajusticiador dijo...

Vales verga migraña, tu siempre estaràs condenada a andar en metrovìa y buseta, porque eres una chira de mierda y no tendras un carro ni de segunda mano.

Nunca me he subido ni me subirè en un transporte urbano, pero se vè que es una verga.

Esta chevere el blog, ponle haloscan a los comentarios, no te quedes como migraña, que vale tanta verga en html que no sabe ni poner un link. Seguro el mofletudito le creò el blog.

Loading...