viernes, agosto 17, 2012

A 5 años de Gobierno

No tolero escuchar los discursos extensos, mucho menos si pecan de ser cansinos. Lo siento por los que aplauden como focas cuando escuchan las cadenas sabatinas, que no son más que una combinación de informe a la Nación con propaganda oficialista.

Autem, ego... Las escucho, las sigo con atención. Sí, esas sabatinas que unos aborrecen con ferocidad y otros adoran como si se tratara de otro reality show (no está tan lejos en niveles de sensacionalismo).
Las escucho y pretendo asimilarlas con el espíritu pragmático que ha caracterizado mi vida y mis decisiones.

Y es con ese mismo espíritu que puedo resumir lo que he escuchado en todos estos años: Mucho tilín y poca paleta. Sí, pueden venir acá a recitarme de memoria las bondades de este Gobierno en materia social, y sería estúpido el negarlas. Pueden gritarme lo infrahumano que soy, y que ahora mi BMW convertible puede transitar libremente por enormes carreteras asfaltadas (en todo el país, menos en Guayas, donde vivo).

Me pueden gritar de todo, pero la realidad no la van a cambiar con sus estúpidas consignas de borrego afebrilado. Adelante, la caja de comentarios sí es democrática, aqui a nadie le van a convertir el comentario en spam, mis queridos trolls nazionalsocialistas.

La realidad es ESTA. El Gobierno de Rafael Correa al asumir funciones allá por los lejanos 2006-2007, presentó un conjunto de propuestas para el Desarrollo Humanitario y Sostenible del Ecuador. Pueden consultarlas en el Internet, que también sirve para obtener información y no sólo pasar en el Tuiter, Feisbuk o en el BBMsn.

Dentro de las propuestas, se encontraban los Proyectos más radicales que había visto. Y antes de proseguir, dejénme contarles algo personal. Cuando leí el contenido de la propuesta, me emocioné tanto que me sentí culpable por no haber votado por el Ec. Rafael Correa y hasta haber publicado un líbelo en su contra ANTES DE QUE LLEGUE A SER PRESIDENTE ELECTO.

Me dije a mi mismo: "Santhros, valiste. Este tipo es el hombre indicado y por una jugada del destino lo habías menospreciado". También me decidí a darle todo mi apoyo, dentro de las medida cabales, no como esas margaritas deshojadas de seguidores que tiene actualmente. Una cosa es querer arrimar el hombro juntos, y otra es enamorarse de la sonrisa de la Mona Lisa. Tampoco soy un cojudo como para hacer eso.

Lo que me convenció de la propuesta de Gobierno fue el Plan de Desarrollo Nacional, con sus proyectos puntales: Generación de Energía Eléctrica de Fuentes Renovables (Hidroeléctrica, Eólica y Solar), Proyecto Minería Eco-Sustentable, Construcción de nueva red vial nacional (incluyendo transporte en vía férrea moderna), el Proyecto Manta-Manaus (con la construcción del nuevo Puerto de Aguas Profundas) y - por sobre todo, la cereza del pastel - la construcción de una Planta Petroquímica.

Era tanta mi felicidad, cuando de donde menos lo podía esperar venía la intención y el Plan de hacer realidad esos sueños de industrialización de mi pequeño país exportador de materias primas. Cada uno de esos proyectos iba a costar una fortuna, pero después de la entrada en funcionamiento de cada uno de ellos, el país saldría no de la larga noche neoliberal, sino de SIGLOS DE ATRASO. Me atreví a soñar con un país diferente para mis hijos, en donde no iba a sobrar nada, pero tampoco iban a faltar las oportunidades. Una nueva tierra que sería el ejemplo de la región, con un poderío económico sin igual en nuestros casi 2 siglos de historia.

Lentamente he esperado que se haga realidad UNO, al menos UNO de esos proyectos. Me tocó esperar sentado mientras veía con placer el como se multiplicaba la obra social, y con ansia porque me preguntaba como se haría para pagar todas esas carreteras, hospitales y escuelas. Que no se me malentienda, por favor. No es que me moleste que se construyan porque creo que son muy necesarias, pero así como hay que mejorar la infraestructura de salud, vivienda, educación y transporte, también es indispensable que el país genere los suficientes empleos (de forma sustentable) para que la población económicamente activa se mantenga en ese estado.

Son cinco años y un poco más que llevo esperando. Seguramente algunos ecuatorianos se preguntarán lo mismo. ¿Hasta cuándo esperamos? Sí, se que lo avanzado en temas de salud, educación en todos los niveles, infraestructura de salud, calidad de las vías y viviendas es bastante. Es la primera época en la vida del país en la que los entrepreneurs tenemos una oportunidad de conseguir crédito a tasas de interés razonables y sin necesidad de tanto papeleo. Y reconozco que incluso en materia de regulación (que es la que más disgusta y causa repulsa) también se ha avanzado y bastante. Particularmente me gusta la acción para detener las asentaciones ilegales en las ciudades.

Pero, ¿en materia de Desarrollo Industrial? Mucho tilín y poca paleta. Y no se si alguien se atreva a discutir la relevancia del tema. No se si alguien no se haya puesto a pensar que las escuelas no se pagan solas, ni los dispensarios médicos y que para darle mantenimiento a nuestra moderna red vial es necesario cobrar el peaje de una u otra manera.

Si me lo preguntan a mi, yo hubiese preferido primero endeudarnos hasta la médula y destinar todos los recursos a los proyectos de Desarrollo. Eso no me hubiera hecho un Presidente popular y amado, quizá hasta me acusaban de traidor a la causa. Pero apenas 5 años después, cuando los empleos y la productividad se hayan multiplicado, cuando hubiésemos tenido cuarto hasta para que vengan los colombianos, venezolanos, cubanos y peruanos a beneficiarse de las fuentes de empleo, cuando todos tuviésemos para pagar la canasta básica, vivienda y probablemente hasta vehículo propio, allí me hubiese sentado con una sonrisa de satisfacción, sabiendo que no era el más amado, pero sí el que más amó a su país.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿ podrías mencionar un pais del mundo, de la Historia, que se haya industrializado en 6 años, y sin previamente haber contado con la adecuada matriz energética ?

Antes de Correa ( 2007 ), en 15 años los eficientes gobiernos empresariles que administraron este pais no colocaron un solo foco, y menos iniciaron proyectos hidroeléctricos para aumentar la capidad energética del pais, punto de partida para cualquier industrialización.

Los proyectos del actual gobierno para aumentar la capacidad energética del pais estarán concluidos alrededor de 2016.

Solo entonces podremos empezar a fomentar las industrias, lo que tampoco ocurrirá de la noche a la mañana.

Así que te aconsejo que te sientes en tu BMW descapotable, pongas un MP3, y esperes el gran momento.

Santhros ibn Shinu dijo...

Singapur, Corea y Tailandia se industrializaron en un proceso de 2 décadas, pero en el primer lustro estuvieron listas las bases para el proyecto.

No me conformo con quedarme sentado a esperar, hay que presionar un poco para que se de

Loading...