miércoles, agosto 01, 2012

Eh, tú, Correísta. Eh, tú, Opositor


No hace falta más que abrir el diario preferido en su versión electrónica y acercarse a la sección de comentarios para experimentar una suerte de vergüenza ajena y una sucesión de arcadas y carcajadas de la estupidez tan "naive" de los compatriotas.

Y eso que de vez en cuando lees la opinión - un poco mejor informada - de alguien que se atreve a pensar ¿diferente? y que obtiene en el mejor de los casos un silencio culposo de parte de los demás.

¿Estamos polarizados? Polarizados ni las pelotas del marrano - como decía un curioso personaje de una novela colombiana. Lo que estamos es programados conductualmente y de manera miserable, somos como ese terminal VT100, ese que bien hacíamos en llamar TONTO.

¿Qué tú piensas por ti mismo? ¿Es en serio? No hace falta más que preguntar algunas cuestiones básicas a aquellos que se desgañitan - a favor o en contra - de tal o cual postura frente alos temas de interés nacional y global.

¿Porqué eres Correísta? Muchos dirán que apoyan a Correa porque su Gobierno ha hecho lo que los demás jamás hicieron. Y bueno, ¿qué ha hecho? La respuesta es de lo más variopinta, en el rango de: "la obra es más que evidente", hasta aquellos que se limitan a amenazar y colocar los calificativos clásicos: Fascista, pelucón, colaborador de Gutiérrez, social-cristiano, mal patriota, traidor y una suerte de apelativos que causan gracia por lo pictóricos, y fastidian por lo repetitivos y carentes de originalidad.

Va lo mismo por el grupo opositor. En ese caso los insultos cambian: burócrata infeliz, perro de Correa, miserable muerto de hambre, odiador de Guayaquil, entre otros.

Lógicamente, no se puede avanzar más allá de esa pregunta, pero uno si se puede preguntar a si mismo en donde está el error.

Y como siempre, la lógica no te defrauda. TODOS - opositores y correístas - parten de dos premisas falsas:

1. El país está polarizado.
2. Poseen la verdad única y la conocen.

La primera premisa es la más absurda. Polarizado estuvo Serbia, en donde la división racial-política-social-religiosa-cultural-económica hizo patente la existencia de varias naciones en un sólo territorio. La solución que se le dio es por todos conocida; sangrienta, innecesaria, cruel e inhumana.

Nosotros no estamos polarizados, si dentro del seno familiar hay unos que pretenden identificarse con unos u otros. No sabemos lo que significa la polarización, si la afiliación al partido tal o cual no alcanza ni el 10% de los ecuatorianos en edad económicamente activa.

No, señores. Los hechos nos indican que no existe tal polarización. Lo que sí existe es una tendencia de división, que puede resultar en una polarización a futuro. Esa tendencia de división basa su esquema en la explotación de los sentimientos revanchistas de las mayorías (históricamente vejadas) en contra de una minoría poblacional que siempre contó con mejores recursos, muchas veces obtenidos por medios fraudulentos e ilícitos, pero en otras ocasiones no. Y como en la mecánica clásica, también en la dinámica social: a toda acción corresponde una reacción, a la cual se la conoce como la oposición.


La segunda premisa es la que más preocupa. Es la que me da vueltas en la cabeza. Es porque siendo finalmente objetiva, parte de la valoración subjetiva de los supuestos. ¿Quién conoce la verdad? ¿Quién tiene la razón?

No estoy aqui para hacer aquello que más voy a criticar. Ni tú estás aqui para que reafirma o destruya tus convicciones. Estamos aqui para reflexionar, y quiero moverte el piso. Cuando termines de leer este aburrido artículo, será para mejor. Lo que tengo que decirte - puede que no te guste - pero está diseñado para obligarte a PENSAR POR TI MISMO. Esa es la clave.

Regresemos en el tiempo a aquellos días en que la libertad de expresión en el país se veía amenazada (hasta risa provoca). Diario El Universo despotricaba absurdamente por no haber jugado inteligentemente en el cuadrilátero de la disputa de poderes. Claro que sabíamos que la pelea estaba más arreglada que la de la "Roca" con el "Undertaker" en la WWE.

En esos días, los opositores se rasgaban las vestiduras, cual si su propia hermana hubiese sido violada salvajemente por Rafael Correa. Y los correístas se congratulaban con fervor, viendo como una de las vacas sagradas de la derecha era conducida directamente al matadero.

Cuando el juicio terminó a favor, y Correa en el papel del hermano mayor que todo lo perdona, decidió indultar a El Universo, ya había conseguido 2 objetivos como mínimo. 1) Desacreditar públicamente al diario, dejándolo ver como MENTIROSO y MANIPULADOR 2) Impactar en el votante futuro, que lo vió como un redentor al compararlo torpemente con Castro y Chávez. "Es que Correa es más humano que Castro", "Es que Correa no va a hacer lo mismo que hizo Chávez con Venezuela". Eso escuché precisamente del segmento 14-20 años y lo sigo escuchando, porque el paradigma del Correa "buena gente" ya se impuso.

Pero la oposición también ganó lo suyo. En el segmento menos acérrimo, el de los que les cabrea que Correa sea Presidente, y cambian de canal cuando aparece la "sabatina", en ese segmento se acentúo el odio irracional, por sentirse burlados por la aparente acción redentora y pacifista de Rafael Correa.

Debo decirle a mis compatriotas que están equivocados. TODOS.

El problema no es que seas Correísta u Opositor, el problema es que no puedes decir a ciencia cierta las RAZONES por las cuales tomaste esa postura. Ojalá que tú que me estás leyendo no seas otro adorador de la sonrisa de Rafael Correa, u otro seguidor infalible del bigotón del Municipio. Esos son los casos extremos, pero en el medio hay toda clase de conciudadanos a los que sólo hace falta apretarles el botón para encender sus mentes.

La solución a este problema es simple. Primero consiste en informarse adecuadamente. La segunda consiste en CUESTIONAR.

Yo entiendo que los diarios van a intentar - por su propia naturaleza - favorecer tal o cual tendencia, y que mucho de lo que escriben no es más que una farsa maquillada en jerigonza técnica, pero lo importante es que en el mundo de hoy CASI TODO SE PUEDE VERIFICAR Y LA INFORMACIÖN ESTA A UN PAR DE CLICS DE DISTANCIA.

Te pongo un pequeño ejemplo. Si tú desgañitas hablando de la inmensa obra social del Gobierno, pero no tienes idea de cuanto representa en inversión y/o endeudamiento, entonces te recomiendo que entres a la página de la Presidencia, y luego a la de los Ministerios de Inclusión Social, Obras Públicas, Salud y Ministerio de Educación, y compares los Presupuestos anuales del 2005 en adelante, para que tengas una idea fundamentada de cuanto se ha gastado, cuanto fue inversión y cuanto fue gasto corriente. Es importante, porque yo puedo salir en televisión a hablar huevadas, a decir que gasté 1 millón en obra social a través del Ministerio de Salud, y resulta que apenas invertí 100mil y los 900mil fueron para pagar construcción del nuevo edificio, sueldos de los nuevos funcionarios, etc. ¿Me hago entender adecuadamente?

Luego viene el analizar si aquello en que se ha invertido era útil o valía la pena. En ese caso toca meterse un poco más a fondo, para conocer cuantos dispensarios y de que características generales se han construído en cada año, que hospitales recibieron atención (en dinero y/o donaciones), y haces una comparativa hoy vs 2005, de cuantos funcionan ahora, en que provincias se construyeron. Todo este ejercicio te puede tomar unas 3 horas por cada Ministerio, pero después de eso AHORA SI PUEDES DECIR YO APOYO AL GOBIERNO PORQUE SU OBRA SOCIAL ES SUPERIOR A LA DE LOS ANTERIORES.

Pero esa es la punta del iceberg. Te falta analizar si el presupuesto general del Estado en su totalidad está bien enfocado. Hagámoslo simple. Entras a la página de la Presidencia y verificas el Presupuesto General del Estado, desde el 2005 hasta el 2012. Ponlos en un cuadrito en Excel y no te hagas bolas, compara Ingresos vs Egresos al nivel más básico. Si la balanza es positiva (menos egresos que ingresos), da brincos de alegría. Si la balanza es negativa, ven y cuéntame lo bien que estamos en materia financiera en el país.

Verifica por sobre todo cuanto es el Presupuesto de Guerra del Estado. Cuanto se asigna al fomento a la Producción. Cuanto representa por componente la exportación de materias primas y de productos industriales. Por año, para poder verificar si es que estamos subiendo porcentualmente nuestras exportaciones.

Luego, en el mismo cuadro de la balanza comercial, verifica cuanto se ha importado. Si puedes, verifica los componentes generales de las importaciones que realizamos. Ojalá que estemos importando más materias primas y maquinarias para tecnificar nuestra producción.

Analiza después cuanto se está recaudando anualmente por Impuestos y Aranceles. Dale con suavidad, que ese tema es un poco complejo, pero nadie te obliga a saber al dedillo cada una de las partidas involucradas. Que te baste con saber cuanto se ha recaudado por IVA, ICE, Arancel y Otros. No es complicado.

Ahora sí, amigo. Ahora sí tienes una idea general de como nos va en este Gobierno. Y eso que hemos avanzado gran cosa, y que todavía hay mucho que decir con respecto a nuestro nivel de endeudamiento, nuestro calificación de riesgo, la fortaleza de las entidades financieras, la capacidad real de la moneda que usamos, y un largo etcétera.

PEro, sin ser economista, se puede obtener una visión y por sobre todo: UNA VERDAD PROPIA. Si después de leer todo esto, vas, investigas, comparas, analizas y sacas tu propia conclusión y AUN ASI QUIERES MANTENER TU POSTURA ANTERIOR (Correísta u Opositor), adelante. Al menos ya no necesitarás hacer descalificaciones para defender tu postura, la cual será tuya y no el resultado de la repetición incesante de estupideces alimentadas por los medios.

No hay comentarios.:

Loading...