domingo, septiembre 17, 2006

El mundo multipolar

Este post puede lucir algo aburridor, pero es el resultado de una reflexión que lleva días dándome vueltas en la cabeza a raíz de las últimas declaraciones de George ValeVerga Bush y de algunos episodios que el mundo observa con cautela.

Primero, está el tema de los EEUU de América que en los últimos años ha sido gobernado de la manera más descarada por el grupo de neocons que son los que más fuerza tienen alrededor de "Bushie". Pasando por alto el tema de la Guerra Preventiva y la nueva agenda internacional del Gobierno americano, hay algunas cuestiones de fondo que me llaman la atención.

Por ejemplo, Bush comete enormes contradicciones al indicar que ha ganado la guerra en Irak, y que ha afianzado el poder militar americano en Oriente Medio en la lucha contra el terrorismo y los estados "rogue" como denomina a aquellos que dan cobijo y soporte a los grupos insurgentes y terroristas. Asimismo indica que se han dado pasos en la estrategia de ubicar en el poder un gobierno democrático en Irak. Pero la realidad suena algo diferente.

Que se sepa hasta la fecha no han podido desmantelar Al-Qaeda, ni siquiera están cerca de identificar los principales núcleos de formación terrorista. Todo lo contrario, cada día los gringos invierten más y más dinero en la prevención de ataques terroristas. Si no me creen consulten cuanto dinero se ha gastado cada 11 de septiembre desde el 9-11 y verán que no es una exageración.

Además Bush declara que no se trata de imponer a Iraq un Gobierno al estilo americano, pero por otro lado su estrategia exige que el nuevo Gobierno sea su aliado en la lucha contra el terrorismo.

Parece que en el fondo los gringos siguen actuando como lo hicieron en el siglo XIX y XX, tratando a los países de inferior desarrollo como si fueran sus colonias. Y no es que todos los americanos de influencia política estén de acuerdo. Son solamente los que conforman el grupo de Neocons, entre los cuales incluso hoy las papas han empezado a hervir.

Frances Fukuyama, a quien le expreso una inenarrable aversión, porque lo he considerado siempre el "cuervo" de la política mundial ya ha empezado a moderar su discurso y ha disentido de la línea y de los planteamientos básicos del Gobierno de Bush en lo relacionado con la política exterior y la guerra en Irak. No parece que fuera el mismo Fukuyama que suscribiera la declaración de principios del Proyecto para un Nuevo Siglo Americano, ni hablar que pareciera el sujeto arrogante que hablaba del fin de la historia y de una corriente geopolítica unipolar en el aspecto económico. Diera la impresión incluso de que diera el brazo a torcer en temas como el estado pancontinental del que básicamente hace eco la propuesta del nuevo siglo americano.

Por otro lado, es a primera vista incomprensible la actitud de las potencias europeas en lo relacionado con la Constitución de la EU. Francia abrió el camino al supuesto retroceso en lo relacionado con la Constitución, so pretexto de que afectaba a la Constitución de su Estado. Y detrás de Francia van sonando los ecos de los referenda en otros estados de la Unión Europea. Si el euro es la expresión de solidez de la Unión, y la consolidación política es una necesidad vital para la Unión Europea, como se explica que se den este tipo de reveses.

Asimismo, la situación mundial con China parece estar pendiendo de un hilo. La Administración Bush actualmente habla de una China, un Taiwan. En el pasado siempre fueron partidarios de una sola China, en la cual obviamente la isla debía en conjunto con las fuerzas comerciales de Hong-Kong liberalizar la economía y la política de la China continental roja. Acaso la actitud actual hacia el tema sea el resultado del temor hacia un posible conflicto, con escenarios que superen la capacidad bélica actual de los americanos? Es preferible mantener el status quo actual antes que presionar hacia la democratización de China y acabar así con el último bastión del socialismo ideológico, si bien no económico.

Como si esto no fuera suficiente se tiene la situación de Rusia que pasa por hacer el papel de YoNoFuiFueTete, en lo que refiere a la venta de armas a Irán y otras naciones "rogue". Rusia, actualmente ha renovado su parque bélico y nadie sabe con exactitud cuales son las "delicias" de armamento de guerra asimétrica que posean y que estén dispuestos a vender a sus aliados asiáticos.

Finalmente, la amenaza "roja" ha regresado al "patio trasero". Es que es innegable que la aplicación de una falsa doctrina liberal, porque no puede ser liberal si es condicionada a través de las arbitrariedades del FMI y el control político y militar indirecto (o directo, como la Base de Manta) de la potencia del Norte. Prácticamente en 8 de las 10 naciones sudamericanas ha surgido el despertar socialista, con todos los peligros que ello conlleva a nuestras propias economías. Tenemos a un Chávez que ha decidido refinanciar y petrolizar Cuba, un Lula Da Silva que aunque timídamente manifiesta sus simpatías por los revolucionarios, un Evo Morales que ha decidido nacionalizar las petroleras y afectar de esta manera en conjunto con Venezuela el equilibrio regional del petródolar.

Aqui viene mi reflexión. Parece que el mundo del siglo XXI no está dispuesto a ceder terreno a las ambiciones de un "nuevo siglo americano", en el cual EEUU se propone como una especie de rector mundial. También es probable que la resistencika hacia la "guerra preventiva" aumente en los próximos años y deba ser desechada en las estrategias americanas de prevención.

Estamos asistiendo al comienzo de una nueva guerra fría en la cual ya no hay dos polos. Hay muchos más. Por ejemplo, al parecer Europa se rebeló ante la pretendida imposición de Turquía y Ucrania en el seno de la UE por parte de los Estados Unidos. Es simple, con el excesivo gasto en guerra de la Administración Bush y las manipulaciones petroleras de Venezuela el dólar (que desde hace mucho tiempo va en correlación con los precios y oferta de petróleo) ha empezado a descender con respecto al Euro. Una economía como la de Turquía ejercería un contrapeso en la UE, y esa es la razón básica por la cual Francia se mantuvo reacia y ha dado un contrapie a la formación de la Carta Magna Europea. Esto solo se puede interpretar como que el deseo de Europa es integrarse pero no de acuerdo al molde que desea imponer EEUU. Ya lo dijo Bush, que quería ampliar su influencia (leáse dominación) sobre el frente asiático y africano y que quería encontrar en Europa aliados, pero no competencia (ese es el resumen de lo dicho por ese títere).

Claro, ahora EEUU se enfrenta a un verdadero rival. Así como sometió a Europa a la tiranía de los préstamos y las fluctuaciones de sus monedas con respecto al dólar,. ahora le toca pagar el precio. FRENTE 2: COMUNIDAD EUROPEA. Para América Latina esto significa TLC, versión Europea. Sería conveniente en virtud del libre mercado el poder ofrecer nuestros productos y ganar en ventajas comerciales, no solo a EEUU sino también a Europa.

En el caso de China, el solo hace un verdadero eje que ha puesto freno a las pretensiones comerciales de EEUU en la zona, e incluso en otro mercados como América Latina que vislumbran una suerte de TLC con los chinos. Como expuse anteriormente, que viva el Libre Comercio y no importa con quien.

Rusia, por su parte si logra vencer la corriente estatizadora que la sigue amenazando puede polarizar con mayor facilidad un nuevo frente, que aglutine a las naciones pro-árabes en su entorno, a la actual federación rusa e incluso pensando en voz alta a parte de las naciones de la antigua Europa del Este. Frente 4: EuroAsia.

Solo quedamos los clásicos del Tercer Mundo, pero esta vez con la misión de conformar los polos de desarrollo que históricamente nos corresponde conformar.

Frente 5, Indico. Ya para nadie es una novedad que la India es una de las naciones de lo que se ha dado en llamar el BRIC, que son los estados de mayor avance económico, tecnológico, militar y cultural del mundo. Es factible en un nuevo escenario global que la influencia de India se extienda a todo lo ancho del Oceáno Indico, llevándolo a ser el líder la región y a conducir su política comercial.

Frente 6, Africano. Si bien es el área que menos probabilidades tiene de conformarse en un frente o polo común, no se puede descartar que en los próximos 20 años el liderazgo de estados como Sudáfrica o Nigeria pueda conducir a la formación de un mercado común africano, con el control de gran parte de la distribución de materias primas del mundo.

Frente 7, Sudamericano. Se que algunas personas se van a reir, pero ya no es tan idealista el pensar en la integración regional. De hecho, el TLC jamás debió ser firmado de manera independiente sino más bien en conjunto con los demás estados del Subcontinente. Es que es mucho más sencillo para un grupo reducido de estados (solo 10), casi todos con el mismo idioma (a excepción de Brasil) y con un pasado común (todos vivimos la Colonia Española o Portuguesa) el integrarse en un bloque sólido. Además tenemos a Brasil, como parte del BRIC y avanzando a convertirse en la sexta economía del mundo. Aunque hay muchas cosas que solucionar en Sudamérica, en realidad en los próximos 30 años las necesidades históricas y el imperativo de hacer contrapeso a los demás frentes va a forzar la creación y funcionamiento de este polo geopolítico.

Así las cosas, los americanos tendrán que cambiar de dirección en su política externa. Ya el mundo no es un grupo de naciones que aceptan imposiciones como el caso de la divisa. Si queremos tener un futuro, deberemos vencer las diferencias y lograr el objetivo de libertad y paz en un marco de igualdad y en donde las intervenciones militares y las guerras preventivas unilaterales sean literalmente erradicadas.

No hay comentarios.:

Loading...