miércoles, octubre 04, 2006

La solución final a la cuestión ecuatoriana

No tengo mucho tiempo, pero que demonios, debo escribir esta idea antes de que se confunda en el torbellino sináptico que azota mi corteza cerebral.

Antes pensaba en un mundo multipolar, lo puse en un post, pero lo dejé allí reposar en mi inconciente, eso sí, la idea en estado pasivo no encontraba el momento preciso de hacer click con otras fantasías de mi magín diabólico.

Pero hoy, casualmente hoy, me detuve a reflexionar mientras descargaba mi vejiga a causa del exceso de café y debí reprimir el Eureka y el puta madre que querían salir de mis labios.

El mundo es multipolar, Ecuador sólo responde a un polo actualmente. En reacción a esta absurda realidad nos hemos convertido en antiamericanos (su seguro servidor incluído en el grupo). Y a causa de ello, de manera subliminal y por la desconfianza que genera el negociar en inferioridad de condiciones y también porque creemos que todo el mundo nos quiere joder hemos rechazado el TLC con los EEUU.

Muchos dicen que se debe a que tenemos una visión aislacionista y otros a que los verdaderos grupos de poder de Sierra y Costa se ven amenazados ante la probable competencia con los productos gringos libres (bajo el canón del TLC) de las benditas salvaguardas que protegen a la industria nacional.

Pero, aislarse y odiar a los gringos porque nos presionan a firmar un tratado de libre comercio (libre a medias, pero libre al fin) no es lo que debemos hacer.

Pensemos un poco. Cual es el problema? Que la industria nacional desaparezca y con ello los pocos empleos que genera. Solución, la inversión extranjera llegará con capitales muy superiores (y salarios mucho más justos) al observar que le economía de Ecuador da visos de empezar a sanear y que como sociedad estamos estabilizando la vía democrática.

Cual es la verdadera solución para romper el viejo molde? Actúemos con una política comercial agresiva que nos permita firmar varios TLCs con el resto de bloques del mundo. Allí tenemos a China, que comercia con nosotros de manera impresionante y que estaría de seguro muy interesada en aumentar el comercio con Ecuador en términos de un Tratado justo que elimine la falsa moral de la protección de la Industria Nacional.

Y que tal con Europa? Todavía más factible, porque precisamente Europa es un nicho de mercado fuerte para nuestras exportaciones, sobre todo en esta pelea fuerte por conseguir los petroeuros y marcar la tendencia global.

Y luego con el ConoSur? Porque no, después de todo nuestro comercio ya da muestras de actividad con estos países.

Y que tal con India? Es factible, después de todo nosotros tenemos muchos productos de interés para ellos y vice versa. Lo que es más podemos obtener un acuerdo de cooperación tecnológica y señores, no imaginan lo que las mentes hindúes pueden hacer en un terreno abonado como el del Ecuador.

Podría ser con Rusia y sus aliados? Y porque no? Después de todo la Gran Madre Rusia tiene muchísimos adelantos en tecnología que nos pueden permitir mejorar nuestra producción petrolera y quizá obtener el apoyo para la inversión en la industria petroquímica y metalúrgica que tanto necesitamos para cruzar al siglo XX.

La solución está frente a nuestros ojos, la dolarización aunque nos impone un escudo fiscal imbatible, también nos da posibilidades. Alguien ha soñado alguna vez con un país que pueda sostener dos regímenes cambiarios el Euro y el Dólar como monedas de intercambio? Todo es probable, quizá soñar despierto no es tan malo como parece.

No hay comentarios.:

Loading...