viernes, enero 12, 2007

Congreso 1 - Asamblea 0

Es sorprendente como cuando se quiere, realmente se logran los cometidos más difíciles. Incluso, las instituciones más recalcitradas, cuando ven amenazado su supervivencia o al menos su status quo deciden sin el menor empacho demostrar que están dispuestos a lo que fuese con tal de impedir su degradación o destrucción.

El Congreso de la República del Ecuador, el mismo Congreso que gasta impunemente el dinero de los ecuatorianos en miles de horas improductivas de cabildeo y meditación intrascendente sin producir más que discusiones estériles y desenfocadas.

Como dice el Dr. Konch esto es CONgreso lo opuesto de PROgreso




ESE MISMO, SEÑORES.

Ahora, esa bestia negra sedienta de troncha y de repartos ha decidido en bien de su supervivencia adoptar una estrategia audaz que le permita asegurar la perpetuidad de sus privilegios injustificados y excesivos.




Sin palabras.



Ahora, resulta que el Congreso que era más lento que el pedo en cámara lenta de una tortuga con mal de Parkinson, más lento que el más veloz de los pensamientos de S.C.S., ahora se mueve a velocidades hasta ahora desconocidas para los congresistas.

¡Joder, tíos! Hoy por hoy si podría creer que el Congreso de Bestias Burocráticas Inhumanas si puede, cuando la gana le da. En cuestión de unos días ya se han organizado para hacer frente a su peor enemigo la Asamblea Constituyente.




Agradezco a los millones de cojudos que votaron por Sociedad Patriótica
Juntos (mi ñaño, mis primos y yo) vamos a hacer miershda al País



¿Y la Asamblea? Mucho trigo, pocas nueces. Suena mucho como a esos remedios que suelen recetar los médicos brujos, los shamanes. Un caldo de cien yerbas y con huesos de animales. Lleva algo de sangre de cangrejo, uñas de culebra y ojos de topo.

La Asamblea sigue siendo algo ritual, metafísico, intangible. Es una idea sin forma, AUN.

Este Auténtico Ecuatoriano ha decidido ponerle un par de ingredientes a la sopa espartana que es actualmente la propuesta indecente conocida como Asamblea Constituyente.

1.- Si yo fuera Correa (gracias a Dios no lo soy) primero que todo dejaría de estar levantando a las masas, porque necesita el apoyo de dos fuerzas de la República, la de los medios, que por fortuna están con él (hasta el momento) y la de los militares. Sucede que a los militares la idea de estos "levantamientos" que convoca Correa no les agrada en absoluto. Les suena antipático tener que vérselas con masas de populacho desarticulando el orden en Quito. Peor aún si a los del manso se les ocurre plegarse a la misma idiotez.

2.- Sigo pensando que si yo fuera Correa, digo en el hipotético y desgraciado caso de que asi fuese, sometería a referendo un kit de preguntas básicas:

"A) ¿La Constitución de la República del Ecuador debe ser cambiada?"

"B) Si ha contestado afirmativo a la pregunta anterior, los cambios sobre la Constitución... etc, deben ser llevados a cabo por cual de las siguientes opciones:
i) Reforma Constitucional a través del Congreso Nacional
ii) Reforma Constitucional a través de una Asamblea Nacional COnstitucional, cuyos miembros serían elegidos por el Congreso Nacional a través de ternas enviadas por el Ejecutivo.
iii) Reforma Constitucional ...etc, cuyos miembros serían elegidos por elección popular libre y directa.
iv) Elaboración de una Nueva Constitución a través de una Asamblea Nacional Constituyente cuyos miembros serían electos por votación popular libre y directa.
v) Elaboración de una Nueva ..bla,bla,bla, a través de una Asamblea Nacional Constituyente cuyos miembros serían designados por el Congreso de las ternas enviadas por el Ejecutivo.
vi) Elaboración de una Nueva ... ya saben el resto ..., a través de una Comisión nombrada por el Ejecutivo, integrada por miembros de la sociedad civil."

"C) ¿Está usted de acuerdo en que al Congreso y todos sus diputados se lo mande a la mierda, impagos y sin derecho a reclamo?"

Digo, eso sería democrático. Y le daría pies a una Asamblea que a la luz de los movimientos que está haciendo el Congreso cada vez está diluyéndose más en el viento.

No soy muy amigo del Congreso, de hecho seré feliz el día en que le corten las alas y lo limiten a su campo de acción, de hecho deberían reducir el número de diputados a la mitad.




Aunque se paren de cabeza
¡LA ASAMBLEA VA!


Pero tampoco es agradable ver como la propuesta central de la campaña de Correa se empieza a hacer confusa y a todas voces impráctica.

¡¡¡He dicho!!!



No le podemos dar la satisfacción a Happy Feet Noboa
de hacer lo que quiera desde el Congreso
¡¡¡¡NO, CARAJOOO!!!!

No hay comentarios.:

Loading...